Generación de Contenido

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE REDACTAR BIEN NUESTROS TEXTOS?

La forma en que escribimos dice mucho de nosotros: debemos plantearnos si nos están entendiendo bien y si nuestra forma de redactar transmite la calidad de nuestros servicios.

Hoy en día el marketing de contenidos es importantísimo en todo tipo de empresas para la captación de clientes.  Con el éxito de las redes sociales, páginas web y blogs es obligado enfrentarse a la redacción de textos. Si queremos atraer la atención de posibles clientes o mantener nuestra comunicación con ellos es necesario escribir bien. Muchas veces nos centramos en el diseño y parece que cualquiera puede publicar un artículo o entrada en las redes sociales. La realidad es muy distinta: redactar bien es muy complicado. ¿Cuántas veces nos encontramos artículos en blogs o publicaciones en redes sociales mal redactados, incluso con faltas ortográficas? ¿Ayuda esto a que fijemos nuestra atención y a convencernos de algo? ¿Qué nos transmite? ¿Genera confianza?

La redacción de textos es de vital importancia en la estrategia del Marketing de Contenidos. Tenemos que convencer a nuestros potenciales clientes y para ello lo primero es que se nos entienda y a poder ser sin esfuerzo. Si descuidamos la calidad de nuestros escritos nos arriesgarnos a perder la atención y confianza de nuestros potenciales clientes. Si cometemos errores de redacción se hará pesado leernos, no nos entenderán o simplemente transmitiremos una imagen cutre y de baja profesionalidad.

¿Cómo mejorar la calidad de tus escritos?

Escribir como un profesional no es algo que se pueda improvisar, lleva su tiempo aprender a hacerlo bien. En muchas ocasiones es una buena idea contratar el servicio de profesionales como nuestra Agencia de Marketing, que garantizarán que la calidad de tus escritos va en consonancia con la imagen que se quiere transmitir. Si por el contrario prefieres encargarte tu mismo, estos consejos te ayudarán a dar un salto de calidad:

  • Lee el libro sobre escritura de RomanRaphaelson. Reléelo.
  • Escribe como hablas, con naturalidad, pero teniendo en cuenta que leer algo no es como escucharlo: hay que ser más cuidadosos todavía.
  • Sintetiza: usa palabras simples, frases cortas y párrafos cortos.
  • Evita un lenguaje muy técnico o elevado. Deja el Nobel de Literatura para otro momento: Paulo Coelho conquista a mucha gente con frases muy breves y directas.
  • No canses al que te lee: nunca escribas más de dos páginas sobre nada.
  • Asegúrate de que tus fuentes son correctas, así como sus citas.
  • Antes de enviar tu escrito deja pasar un día, luego léelo en voz alta y dáselo a un amigo para que te dé su opinión.
  • Antes de enviar tu escrito confirma que tus consejos o instrucciones se entienden perfectamente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentarios de la entrada